La dentición es un proceso doloroso tanto para la madre como para el bebé y es que,  como si de una broma macabra del destino se tratase, el primer diente suele salir entre el 4º y el 8º mes de vida de tu pequeño, justo cuando ha aprendido a dormir solo toda la noche.

No todos los niños lo pasan igual de mal, dependerá en último término de su tolerancia al dolor, su personalidad, y lo fuertes que sus encías sean. Aún con todo, la erupción de los dientes no ha de causar de ningún modo en tu hijo dolor intenso, diarrea o fiebre. Por lo que en caso de que experimente alguno de estos síntomas nuestra recomendación es que lo lleves al pediatra.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la dentición?

En un estudio publicado por la revista Pediatrics, los investigadores de la Cleveland Clinic Foundation siguieron a 125 niños desde los 3 meses hasta su primer año de vida. Durante este periodo los síntomas que los pequeños experimentaron fueron:

  • Aumento del babeo pues la dentición estimula la producción de saliva.
  • Frotamiento de las encías pues alivia el malestar.
  • Succión constante.
  • Mayor irritabilidad.
  • Desvelo
  • Erupción facial, debido al aumento de saliva.
  • Disminución del apetito, pues el comer les causa más dolor

Remedios para aliviar el dolor durante la dentición

Existen remedios naturales y juguetes especiales que harán que estos meses sean menos duros tanto para ti como para tu bebé. Aquí te dejamos tres trucos distintos;

  • Las cosas frías

Al igual que los adultos nos aplicamos hielo cuando nos hacemos un esguince, los alimentos fríos y las compresas ayudan a calmar el dolor que tu bebé siente en las encías.

Prueba a colocar una toallita de tela húmeda previamente enfriada en el congelador, colócasela en la boca empapada en té o manzanilla y verás cómo tu hijo se relaja al instante.

Si tu pequeño ya come alimentos sólidos, puedes ofrecerle una fruta fría, que no congelada.

  • Los mordederos

Sentir presión en las encías ayuda a que el bebé se distraiga y no sienta el dolor  con la misma intensidad.

Si a tu bebé no le gustan las cosas frías masticar un aro para la dentición a temperatura ambiente puede funcionar. Existen muchos tipos y modelos distintos de mordederos, busca hasta encontrar el que mejor se adapta a las necesidades de tu bebé.

  • Verduras y otros alimentos

Cebollines, zanahorias, arroz tostado, galletas especiales para dentición, son muchos los alimentos que pueden hacer que las molestias que siente tu bebé se reduzcan. Asegúrate de estar siempre pendiente de él mientras se lo come para evitar que se atragante. Algunos de estos alimentos como la zanahoria son más efectivos si previamente se han enfriado. Se trata de una forma natural de mantener entretenido a tu pequeño mientras se relaja y disfruta de los alimentos.

Por último si quieres cuidar los dientes de tu hijo recuerda acudir a la revisión con el dentista durante su primer año de vida para recibir consejos preventivos sobre alimentación y la higiene dental, retirar el biberón y los chupetes antes de que tu hijo cumpla los dos años para evitar deformación de la dentadura y comenzar a limpiar los dientes en cuanto comience su aparición.

Si tienes alguna otra duda no lo pienses dos veces y ponte en contacto con TuPediatra24Horas donde contarás con todo un equipo de pediatras especialistas que atenderán tu caso desde la primera sesión gratuita.