La alta contaminación registrada en las últimas semanas agrava los síntomas de asma infantil, lo que puede dar lugar a una fuerte crisis que precise de un ingreso hospitalario. Así lo advierte la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) que recomienda a los niños asmáticos tomar medidas preventivas como evitar los esfuerzos físicos y ejercicios al aire libre cuando los niveles de polución superen el umbral de seguridad. Según datos de la SEICAP, uno de cada diez niños en edad escolar tiene esta patología.

La contaminación atmosférica causa importantes efectos en la función pulmonar ya que produce un estrechamiento e inflamación de las vías respiratorias y una reducción del flujo de aire. “En el caso de los niños, los vuelve más vulnerables a sufrir una infección ya que aún tienen por desarrollar tanto el sistema inmunológico como el respiratorio. Por ello, la repercusión puede ser mayor aún, sobre todo en aquellos con una inflamación crónica de los bronquios como consecuencia del asma o con problemas respiratorios como la rinitis”, asegura el doctor Luis Moral, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP.

El principal es el dióxido de nitrógeno (NO2 ) que procede en su mayoría del tráfico rodado y cuyos niveles en la atmosfera aumentan por la utilización de vehículos diésel. “Se trata de una sustancia con graves consecuencias para la salud pues empeora de manera notable los síntomas respiratorios de niños asmáticos”, subraya. El NO2 ocasiona irritación de ojos, nariz, garganta, tos y sensación de falta de aire.

Cómo prevenir el asma en niños

El asma es la enfermedad crónica más relevante en la población infantil. Sus principales síntomas son:

  • ahogo o dificultad para respirar
  • tos repetitiva
  • pitidos y ruidos en el pecho
  • opresión o tirantez en el mismo

“Es preciso cumplir con el tratamiento indicado por el pediatra alergólogo y evitar en la medida de lo posible la práctica de ejercicio físico y esfuerzo al aire libre, sobre todo en momentos de máxima polución como es el final de la tarde”, explica el doctor Moral.

En caso de crisis, la primera medida a seguir “es la administración de un broncodilatador de alivio. Además, si no mejora, deberá consultar con su pediatra o acudir a los servicios de urgencia si empeora”, comenta.

(Visited 39 times, 1 visits today)