Son frecuentes en las consultas que recibimos en Tupediatra24horas las relacionadas con las cacas de los niños. Su color y textura varía con el tiempo y, sobre todo, con la alimentación. Y he ahí cuando llegan las dudas. Una habitual está relacionada con el color o tonalidades de las heces, que llevan a confusión de muchas madres y padres que no saben a qué se debe el cambio y si tiene que ser motivo de preocupación.

¿Por qué se dan las cacas verdes?

No todo lo que le ocurre al bebé tiene que estar vinculado a alguna enfermedad o problema. De hecho, que comience a hacer cacas verdes puede deberse a un cambio en la alimentación, cuando estamos introduciendo la leche artificial o empiezan a aparecer los primeros dientes. Es incluso la propia bilis que “tiñe” las heces.

Si el niño está normal no tenemos por qué preocuparnos. Si notamos molestias o así nos lo transmite y consideramos que es debido a dolor estomacal o que se produce durante la digestión, es momento de consultar con un pediatra. En ocasiones, el tomar algún probiótico ayuda a regular la flora y se soluciona.

Diarrea y caca verde

Si la caca verde viene acompañada de diarrea sí hemos de prestar especial atención. Hablamos de diarrea cuando el niño hace caca muy a menudo, más líquida de lo habitual o líquida directamente y lleva a que el niño muestre menos hambre, pierda peso y veamos la zona del pañal irritada. Si nos encontramos ante un caso de rotavirus, debemos consultarlo con el pediatra y cuidar en todo momento la posible deshidratación del menor.

Primera-Consulta-pediatra